14.5.06

Rambo Cachalot

El martes, nos entregaron una pecera con 6 peces.
No supe si eran para cuidarlos "de mientras" o ya era un regalo bien picoso. Pero esa noche nuestra familia se vio aumentada en un 150%... ahora ya pasamos de ser 4(mamá, hermana, kluz y racha) a ser 10(los anteriores 4 más 6 peces). Seguimos las instrucciones del cuidado de nuestros nuevos compañeros y dejamos que la pecera se oreara un tiempo (no supe cuánto dejaron reposar el agua).
Yo me fui a jugar futbol porque los martes en las noches me da por irme a jugar futbol. Y en especial ese día celebraba el salir de 2 exámenes preocupantes. Al regresar a mi hogar, la pecera hacía demasiado ruido y uno de los peces nadaba de costado, y otros cuatro estaban nadando muy arriba, sacando sus cabezas de vez en vez, cada pez, así como lo lees.

Me llamó la atención el ruido y noté que la bomba estaba puesta al revés, así que la puse en su lugar con la orientación debida. Y me fui a dormir. Al día siguiente mi sorpresa fue mayúscula al notar que 5 de los peces habían fallecido por causas no naturales mientras yo salvaba al mundo de una devastación, al vencer a los enemigos del planeta con un balón y mis astucias. Me sentí muy triste porque uno aún abría la boca y yo no supe que hacer... si lo ponía en agua de la llavemoriría por el cloro, si lo dejaba ahí moriría por lo mismo que los otros 4. Entre que pienso en hervir agua para quitarle el cloro y luego enfriarla estilo baño maría, él se desvanecía, cuando conseguí suficiente agua pura, era demasiado tarde. El 5to había muerto.

Entonces quedó vivo sólo uno, y parecía bastante normal, tan es así que no le pasó nada y continuó su vida de pez como cualquier pez dorado normal. Ese día, miércoles, al regresar del trabajo, lo llamé Rambo, e smuy propio para un luchador como él.

Hoy domingo, mi madre me despertó temprano preguntándome si moví al pez (ella no sabía que se llama Rambo), me asusté y le dije que no. Nos dimos a la búsqueda del pez naranja y lo encontré a 30 cms de la pecera, casi inmóvil. Mi madre tomó un vaso, y lo arrojó de nuevo al agua, yo no tenía esperanzas... pero Rambo empezó a moverse.

Milagrosamente revivió y empezó a nadar, sin fuerzas y sin abrir la boca, eso me preocupó e intentamos hacerle que abriera la boca, para que respirara. Se veía muy triste y nadaba como un suicida, se dejaba caer al fondo como si no quisiera vivir más. Su segundo nombre será "Cachalot" pensé.

Era lo único que explicaba el porqué el pez estuviera tan lejos de la pecera, saltó y por poco se muere. Creo que ya sabe que sí lo queremos y no ha intentado saltar de nuevo. Creo que ya sabe que lo quiero más, por hacerme tan parecido a Amèlie... ahora yo también tengo un pez suicida.

3 commenti:

F. Dwarf ha detto...

Jajaja ¿un pez suicida?

mynn r. ha detto...

no mancheees, ya había escrito toda la historia de mi pez busgo que se me murió en abril del año pasado y del cual aún conservo su foto en rigo-tovar-mortis.

en fin, tu pez es muy noble al seguir viviendo... creo que, incluso, es más sensible que muchos. el mío era muy naco porque se deshizo de sus compañeros de-a-bordo: se comió a siete (y es como si hubiera aumentado su poder xq llegó a buen tamaño) y empujó muy lejos a su último compañerito. si pudo haber tenido un nombre, que no hubiera sido "el pez naco de adolfo", se hubiera llamado "beowulf". era tan mugroso...

...pero lo extrañamos tanto.

Dajoropo ha detto...

Jajaja! magnifica historia! jeje, yo tuve un problema parecido, al final murieron 8 peces, y no conseguí encontrar la solución, así que me conseguí dos tortugas, que resisten más... y pues aqui siguen bien grandotas :)