9.1.09

Mokkachino a la Italiana

Nuevamente me ha sonreído la fortuna y tendré una oportunidad única de
practicar la lengua romanzo più bella di tutte. El día de ayer conocí
en persona a Valeria una chica italiana que estudiará en la ciudad por
los siguientes meses. Desde antes de su llegada ya me caía bien pues
esto de la comunicación instantánea realmente vuelve al mundo una
pequeña aldea.
Nos fuimos al tradicional café(donde venden de todo menos café) de los
jueves y platicamos de las diferencias culturales y sobre algunos
cuidados al hablar en español. Tuvimos que retirarnos del lugar a las
3 pues yo debía presentarme a la oficina el día de hoy y aún es hora
que no recupero la falta de sueño.
Se mencionaron muchos planes de viajes, conciertos, fiestas y
degustaciones y cataciones de alimentos y bebidas mexicanas. El tiempo
nos hará tener esas experiencias y poder escribirlas por este medio.
¡Yaush!

1 commento:

valnouveau ha detto...

mucha suerte con esos planes!