10.2.09

El Hilo Verde

Hoy mientas despertaba de mi usual powernap en mi cubículo. Comenté
que podría dormir más si tuviera una posición más cómoda para hacerlo.
A lo que un compañero respondió con una idea sagaz.
A los pocos minutos hice lo siguiente:
Tomé un bote de basura de otro cubículo (uno libre por supuesto).
Lo traje a mi propio cubi.
Lo puse boca abajo.
Me quité los zapatos (suelo hacerlo).
Ajusté la silla y puse mis pies descalzos sobre el exfondo del bote.

¡Qué reposets ni qué nada! Con esta postura y un sueñito post-comida
podré pasar horas de powernapping diario a toda comodidad.
Adoro mi trabajo.

1 commento:

valnouveau ha detto...

en que trabajas?
Para mi no hay como la cama!