22.8.12

7 días en Cranston


Hoy(domingo) se cumple mi primer semana de 50 que me esperan lejos de la ciudad en que nací por cuestión laboral. Los primeros siete días de una aventura sin pies ni cabeza. Sucedieron cientos de cosas antes de llegar y un número similar de acontecimientos en mi estadía por esta ciudad norteña.
Hablaré de mi estadía que por unas cuantas semanas será de colado en la habitación de uno de mis compañeros de empresa y cliente mas no de proyecto pues él vivirá en Atlanta, ciudad por demás saturada de canadienses, mientras que yo me quedo acá, cerca de Boston, Montreal y NuevaYol. Tuve suerte de que este hotel nos da desayunos gratis y transporte a la oficina diariamente, así podré tomar una mejor decisión sobre dónde rentar departamento o casa y si me animaré a comprar un coche.
Mi primer aventura merece mención aparte, trata de la búsqueda de depa, viajes en autobús, la plática con una alcoholica drogadicta en recuperación, una visita al ghetto (de verdad, tipo gangsta’s paradise y así) la vista directa y a centímetros de una pistola de verdad. Pero no coman ansias, eso viene después, por lo pronto el primer fin de semana:
Ayer ( sábado )  fuimos al centro de Providence, a presenciar el ambientazo de Waterfires, que básicamente es ver cómo encienden múltiples piras de leños en el río que cruza el centro de la ciudad. Hay muestras de bailes Canadienses, plazas para bailar salsa y lo que nos llamó la atención por horas: muestra de Capoeira, a la orilla del río.
El Domingo tomamos carretera, muy tarde hacia Boston, ciudad que diera abrigo y sustento a (EL mi camarada Barniz por muchos meses, ahora era mi turno de explorarla. Por desidia e impulsiva organización llegamos como a las 3 p.m. y aún así nos dimos tiempo de echar tour de esos famosos y típicos para turistas. Subimos a un Destructor, de la 2da Guerra mundial y vimos las tumbas de los hijos de la patria y obveamente; del muso de las típicas cheves gringas: Samuel Adams
Bueno pero ¿y el trabajo qué? se preguntarán. La verdad es que no lo sé, la semana pasada me pidieron que no me presentara en la oficina hasta nuevo aviso, porque tienen que generar mis Id’s, contraseñas, accesos y demás; como en ese tiempo sólo estaría sentado por 8 horas en una silla, decidieron darme permiso de estar sentado en el hotel, aunque me la paso sentado en autobuses y bancas de parques.

2 commenti:

arturosc ha detto...

Ahora si que te mandaron de vacaciones hasta que te den tus IDs y passwords. Sigue disfrutando de tu estancia en la ciudad norteña, y disfruta del calor que ya se viene el otoño y luego el invierno que son realmente fríos.
Saludos y mucho éxito!!

Duarte ha detto...

Estás de vacaciones, de nuevo.